MCS ANA
La Crisis de la Cadena de Suministro: ¿Qué está pasando?
2021-12-07


 

El caos en las cadenas de suministro globales está afectando la disponibilidad de prácticamente todo, desde batidos hasta microchips.

 

¿Qué tan serio es el problema?

En 2021, los consumidores en muchas partes del mundo han visto espacios vacíos en los estantes de los supermercados, colas en las estaciones de gasolina y escasez de productos, desde automóviles, refrigeradores, materiales de construcción, juguetes, y hasta batidos de McDonalds. La escasez y los retrasos en las entregas son ahora un problema importante en gran parte del mundo.

Las cadenas de suministro globales que han funcionado sin problemas durante décadas se han visto repentinamente en problemas por una serie de conflictos sistémicos conectados: una escasez global de chips semiconductores; una crisis de suministro de energía; interrupciones en el transporte; y escasez de mano de obra. Hay grandes atascos en los principales puertos del mundo, que se han visto obligados a rechazar los barcos de Asia debido a la falta de capacidad. Las interrupciones de la cadena de suministro ahora aparecen en todos los rincones.

 

¿Por qué está sucediendo?

En una palabra, por el Covid-19. Desde principios del 2020, la pandemia cerró fábricas y oficinas primero en China y luego en todo el mundo; a continuación, cambió profundamente el gasto de los consumidores. Si bien la fabricación y el traslado de productos se volvieron más difíciles, las personas que estaban atrapadas en casa, todavía ganando o en licencia, no podían gastar sus ingresos disponibles.  Al salir, empezaron a comprar bienes de consumo duraderos: televisores, iPads, lavavajillas, PlayStations, etc. Eso, desató un repunte furioso pero desequilibrado.

Desde entonces, las empresas han tenido problemas con los pedidos atrasados, particularmente porque las restricciones del Covid-19 que se mantuvieron en vigor en las grandes naciones manufactureras, como Vietnam. En el Reino Unido, uno de los países más golpeados por la escases, los trabajadores han tardado en pasar de los sectores en dificultades (por ejemplo, tiendas de sándwiches en el centro de las ciudades) a las áreas de demanda como la conducción de camiones y el almacenamiento. Y juntos, estos patrones han ejercido una gran presión sobre el transporte marítimo mundial, que transporta el 90% de los bienes comercializados del mundo.

 

¿Cómo se han visto afectados los envíos?

El comercio marítimo mundial se redujo drásticamente a principios del 2020. Luego, cuando la demanda de los consumidores repuntó más rápido de lo esperado a mitad de este 2021, pronto se logró una gran acumulación de pedidos. La pandemia también ha causado otras formas de interrupción del transporte marítimo. En agosto, China cerró parcialmente el tercer puerto de contenedores más activo del mundo, Ningbo-Zhoushan, después de que se detectara un solo caso de Covid, que interrumpió las líneas de suministro en todo el mundo. En Occidente, también la falta de conductores de vehículos pesados ??para trasladar las mercancías entrantes ha hecho aumentar los retrasos de manera sorpresiva.

 

¿Qué tipo de efectos colaterales han surgido?

Los negocios mundiales actualmente dependen de cadenas de suministro “Just in Time”. Este sistema, mediante el cual las empresas dependen de las entregas de materias primas o existencias exactamente cuando las necesitan, que se desarrolló por primera vez en la década de 1950. Desde entonces, se ha convertido en una característica arraigada del comercio mundial. En teoría, está destinado a mejorar la eficiencia al eliminar el desperdicio (de tiempo, espacio o existencias). Pero estas cadenas de suministro también son vulnerables: eventos únicos pueden desviarlas de su curso.

El bloqueo del canal de Suez por parte de Ever Given durante seis días en marzo pasado, provocó el caos en las empresas de todo el mundo. Los retrasos en la entrega de insumos para la fabricación, ya sean microchips o imanes, significa que los productos terminados también se retrasen. Entonces, cuando una gran variedad de problemas golpean a las cadenas de suministro “Just in Time” (cierres de fábricas, escasez de trabajadores, o retrasos en los envíos), siempre provocará que se desarrollen efectos dominó en los negocios globales.

 

¿Cómo se han visto afectadas las empresas? 

El costo de hacer negocios ha aumentado considerablemente. El transporte de un contenedor de 40 pies desde el este de Asia a Europa cuesta ahora casi 12.500 USDLS, unas diez veces más que antes de la pandemia. En California, se han acumulado colas de más de 50 buques de carga en dos de los puertos más grandes de Estados Unidos, Los Ángeles y Long Beach; antes del Covid-19, era inusual que más de uno esperara. Las empresas pueden enfrentar retrasos de meses. Grandes cadenas minoristas han fletado sus propios barcos para transportar mercancías. La escasez de microchips ha significado que la producción de automóviles en Europa se haya reducido en casi un 30% en el año hasta este agosto pasado. Toyota ha tenido que recortar su producción mundial en un 40%. El FMI advirtió que las interrupciones del suministro y la inflación podrían descarrilar la recuperación posterior al Covid-19.

 

¿Todos estos problemas se deben al Covid-19?

No. Parte del problema es que la pandemia ocurrió en un momento en que las cadenas de suministro eran frágiles de todos modos. En primer lugar, el aumento del nacionalismo económico, ya sea el Brexit o la guerra comercial entre Estados Unidos y China, ha significado la introducción de nuevos aranceles, burocracia fronteriza y controles de inmigración. Muchos países ahora están trayendo sus cadenas de suministro más cerca, lo que puede hacerlas más sólidas en el futuro, pero se suma a las dificultades actuales. En segundo lugar, el impulso para descarbonizar ha dejado a los productores de energía en Europa y China luchando por satisfacer la creciente demanda de energía.

 

¿Cuándo terminarán los problemas?

Al principio de la pandemia, hubo un consenso de que las fábricas y las compañías navieras se pondrían al día con la demanda en cuestión de meses y eliminarían los retrasos. Pero eso no ha sucedido. Desde ya, se advierte que las interrupciones en las cadenas de suministro "empeorarán antes de mejorar". De manera más optimista, en el sector logístico se predijo que este octubre pasado resultaría ser el peor mes de todos en los retrasos de los buques de carga, con cuellos de botella en los puertos y con escasez de mano de obra. Pero, aun así, la mayoría de los expertos pronostican que la situación tardará al menos seis meses más y posiblemente un año en estabilizarse. El mundo todavía está escaso de todo.

 

¿Qué pasara con esta Navidad?

El aumento navideño en las compras de alimentos, juguetes y regalos están agotando las existencias. En este año, los líderes empresariales mundiales y las compañías navieras han estado advirtiendo durante meses que el aumento festivo de la demanda no se satisfará en un momento en que se está lidiando con atascos en los envíos, crisis de combustibles y escasez de conductores de vehículos pesados ??y trabajadores.

No queremos sonar como un Grinch, pero habrá huecos en los estantes esta Navidad. Los gobiernos han estado ansiosos por restar importancia a los temores de estos problemas que se estarán enfrentando los consumidores esta Navidad, aunque la mayoría dirá, que están muy seguros de que habrá una buena cantidad de regalos de Navidad disponibles para que todos los compren.

 

Nota:

El contenido de este artículo está destinado a proporcionar una guía general sobre el tema. El consejo de especialistas como Logistics OCS-MCS, S.A. de C.V. deben ser consultados de acuerdo a sus circunstancias específicas.

 

Fuentes:

LOGISTEC - https://www.revistalogistec.com

MUNDO LOGISTICO - https://mundologistico.net

ZONA LOGÍSTICA - https://zonalogistica.com

 

Tiene algún mensaje que compartir con nosotros


No dude en contactarnos si tiene alguna duda o comentario obre nuestros servicios


2022 Copyright © MCS Group S.A. de C.V.   |   Todos los derechos reservados
Facebook Linkedin