MCS ANA
Japón, pilar fundamental en la relación México con Asia-Pacifico.
2021-09-08


Japón y México cuentan con una relación de confianza y cooperación desde hace más de 400 años, y actualmente nuestro país busca reafirmar esta relación y que Japón se convierta en una puerta de acceso a la región Asia-Pacifico, además de ser un socio estratégico frente al tratado que tenemos con Estados Unidos y Canadá. El país del sol naciente es un actor fundamental con sus inversiones en las cadenas de producción automotriz, en la generación de energías limpias y en la agroindustria en nuestro país.

 

Importancia económica de Japón en la región Asia-Pacífico y el mundo.

 

A pesar de tener escasos recursos naturales, Japón pudo desarrollar sus industrias pesada y química gracias al bajo precio del petróleo que se mantuvo en el nivel de 2 dólares/barril durante veinte años después de la Segunda Guerra Mundial. La cotización fija de 360 yenes/dólar que duró hasta agosto de 1971 posibilitó a Japón ha incrementar sus exportaciones sin reevaluación alguna de su moneda nacional.

 

Antes de los años 70 la economía japonesa estuvo rodeada de un ambiente favorable hasta el estallido de la guerra en Medio Oriente, en octubre de 1973, la cual causó la primera crisis petrolera, así como la introducción de la cotización flotante de las monedas japonesa, norteamericana y europeas.

 

La crisis del petróleo obligó a Japón a acometer una reestructuración económica, a buscar la vía menos consumidora, más independiente, a buscar fuentes estables y cercanas. Este país halló una respuesta en el proceso de cambio estructural de la economía nacional, que se inició en los últimos años de la década de los 70.

 

Durante el período de la recesión, después de la segunda crisis petrolera hasta los primeros años de la década de los 80, se aplicaron medidas para incrementar las exportaciones y mantener el crecimiento económico. Como consecuencia de las dos crisis petroleras y el flujo de las divisas hacia los países exportadores de petróleo, los países industrializados y sus industrias estaban enfrentándose a serios problemas. La situación fiscal de Japón empeoró seriamente debido a la disminución de ingresos por concepto de impuestos, lo cual imposibilitó aumentar la inversión pública, como medida para superar la recesión. Bajo esta circunstancia, la industria japonesa no tuvo otra alternativa de buscar la salida en el aumento de exportaciones. En consecuencia, incrementó rápidamente el superávit comercial de Japón frente a los Estados Unidos.

 

Por lo tanto, la estructura económica de Japón comenzó a experimentar grandes cambios desde mediados de los años 80, desarrollándose cuatro ramas tecnológicas principales:

 

* La robótica.

* La automotriz.

* La electrónica.

* La informática (Computadoras).

 

No hay que olvidar que en la historia económica de Japón, que en las década de los 50 y los 60, muchos profesionales de todas partes del mundo (ingenieros, economistas, sociólogos, etc.) visitaban Estados Unidos para aprender las técnicas de fabricación norteamericana que le daban el gran desarrollo económico a ese país, pero posteriormente, en las décadas de los 70 y principios de los 80 ocurrió totalmente al revés, estos mismos profesionales y otros más incluyendo a los propios norteamericanos, trataron de descubrir en qué consistía el famoso “Modelo de desarrollo nipón o el milagro japonés”.

 

Actualmente, Japón sigue siendo uno de los mayores acreedores internacionales y la tercer potencia económica mundial, produciendo aproximadamente el 12% del PIB Mundial, y es, además, uno de los principales países donantes a la Ayuda Oficial para el Desarrollo.

 

El gran desarrollo alcanzado por Japón desde la posguerra ha sido visto frecuentemente por el mundo como paradigma a alcanzar.

 

Japón y su nuevo liderazgo en la región Asia-Pacifico.

 

Después de la llegada de Donald Trump a la presidencia en 2017, Estados Unidos abandono el Acuerdo Transpacífico y de Cooperación Económica, TPP11 por sus siglas en inglés, luego de que el presidente lo caracterizo como un acuerdo comercial con beneficios limitados para su país. No obstante, el acuerdo siguió adelante, y Japón tomó el liderazgo en la negociación de este acuerdo con el fin de mantener este sistema multilateral de comercio.

 

Japón esta dejando atrás su proteccionismo regional y está tratando de expandir su limitada participación en la región Asia-Pacífico a fin de fomentar la liberalización comercial en la región y, de esta forma, cumplir con dos objetivos: el primero es servir de contrapeso para el auge económico de la República Popular de China, la cual aspira a ser el nuevo líder regional y mundial. El segundo es atraer a Estados Unidos a la región, el cual al parecer ha virado hacia un modelo proteccionista y de negociación bilateral.

 

Con este nuevo acuerdo, Japón busca satisfacer sus intereses, a nivel nacional e internacional, mediante la promoción de la apertura gradual de los sectores más protegidos dentro de la economía japonesa. El objetivo es fijar redes comerciales en la zona y, de este modo, expandir la influencia japonesa y, al mismo tiempo, estimular el crecimiento económico.

 

Si bien Japón ha tenido éxito en promover un acuerdo de tal magnitud como lo es el TPP11, su papel regional no está del todo determinado. Es necesario que el país asiático continúe trabajando en posicionarse como líder al interior de la región, pues otros países como la República del Corea Sur y la República Popular de China están buscando, de igual manera, mantener y expandir su influencia.

 

Japón el aliado estratégico que México necesita en la región Asia-pacifico.

 

Nuestro país fue la segunda nación en negociar un acuerdo de libre comercio con Japón y el primero en abrir su sector agropecuario.  Japón es actualmente, sin lugar a dudas, el eje de la integración regional en Asia-Pacífico ante la ausencia de EU y ante la creciente influencia de China.

 

No es un secreto que México se encuentra en la construcción de una nueva arquitectura de sus relaciones exteriores, económicas y políticas. El comercio exterior con América del Norte concentra el 85%, será necesario pensar en el equilibrio y diversificación política, económica y tecnológica de nuestro país con una nueva ruta de propuestas, la región Asia Pacifico, con países como Japón, Corea del Sur, China y otros.

 

Los países citados son amigos de México y siempre han mostrado un interés de participar en los proyectos de infraestructura de nuestro país, y podrían ser socios para beneficio mutuo en la obligada diversificación de nuestros mercados comerciales, tecnológicos y energéticos.

 

Es aquí donde Japón que siempre ha sido y será ancla de esta relación, ya que fue el primer y gran aliado comercial de esta zona económica. Recientemente se ha impulsado la cooperación con nuestro país, sobre todo desde la administración Peña y ahora con López Obrador, se han realizado reuniones de alto nivel donde se han propuesto programas robustos de negocios en el marco del acuerdo de cooperación integral Japón-México, y en el mecanismo de asociación transpacífica (TPP11).  Japón se ha ofrecido con mucho interés en profundizar las cadenas de valor de beneficio mutuo, no solo materias primas sino alta tecnología, comercio y educación.

 

Los tiempos actuales que aún son de incertidumbre, de fragilidad en la economía mundial y de un mundo sin rumbo, nos obliga a la diversificación de nuestras relaciones en un “Nuevo orden mundial”, una vez que pase el Covid-19. La vinculación de nuestro país con Japón y la región Asia-Pacifico es ya imprescindible y debe ser estratégica.

 

Los retos y desafíos ante el mundo son diversos. Los compromisos pactados de nuestra política exterior multilateral requieren de la multicitada diversificación comercial para no depender de un solo mercado. En este tema el nuevo acuerdo comercial entre Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC), es muy importante. Las empresas japonesas han sido bastante cautelosas para no dañar sus enormes intereses comerciales y financieros en nuestro país.

 

Tenemos que cuidar y fomentar esta relación comercial, el mundo económico esta girando hacia la región Asia-Pacifico, donde el dinamismo, la apertura, la inversión, y la innovación son punta de lanza de estas economías, mucho tenemos que aprender de Japón, China, y los Tigres Asiáticos.

 

Nota:

El contenido de este artículo está destinado a proporcionar una guía general sobre el tema. El consejo de especialistas como Logistics OCS-MCS, S.A. de C.V. deben ser consultados de acuerdo a sus circunstancias específicas.

 

Fuentes:

SECRETARÍA DE RELACIONES EXTERIORES - https://www.gob.mx/sre

SECRETARÍA DE ECONOMÍA - https://www.gob.mx/se

BANCOMEXT - https://www.revistacomercioexterior.com

MEXICO INDUSTRY - https://mexicoindustry.com

PORTES - http://www.portesasiapacifico.com.mx

 

Tiene algún mensaje que compartir con nosotros


No dude en contactarnos si tiene alguna duda o comentario obre nuestros servicios


2022 Copyright © MCS Group S.A. de C.V.   |   Todos los derechos reservados
Facebook Linkedin